El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán reconoció el trabajo que realiza el Ministerio Público frente a los últimos casos de corrupción lo cual afirma su independencia como institución.

 

“Hay que hacer un reconocimiento a la dinámica que va adoptando el Ministerio Público afirmando  más su independencia y no aceptar presiones de ningún tipo, sobre todo de una clase política que está seriamente involucrada y cuestionada a propósito de estos escándalos”, dijo Albán en una nueva edición de “La Voz de Proética”.

 

Además de saludar el trabajo del Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez al frente de esta institución, recalcó que es importante aunar esfuerzos para que el Ministerio Público cuente con los recursos necesarios, que le permitan desarrollar una gestión más ágil y eficiente, por ello, saludó también el anuncio del presidente Pedro Pablo Kuczynski, de otorgar mayores recursos a la tarea que dicha institución realiza contra  la corrupción.

 

De otro lado, destacó que la independencia también se manifiesta al adoptar otras decisiones relevantes, como ha sido la que se ha conocido hace poco, respecto a la investigación preliminar abierta por la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Lavado de Activos, por el caso Limasa, que involucra la eventual responsabilidad del congresista Kenji Fujimori y dos de sus hermanos.

 

En tal sentido, criticó las declaraciones de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien deslizó que la Fiscalía estaría utilizando el caso Limasa, como una cortina de humo para desviar la atención del caso Lava Jato.

 

“Es inaceptable que la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori haya salido a señalar que (....) se trata de una cortina de humo para distraer la atención del caso Lava Jato”, indicó.

 

Albán recalcó que hay una equivocada percepción parte de la lideresa de Fuerza Popular ya que los problemas de corrupción en el Perú no se limitan al caso Lava Jato, por lo que una cortina de humo sería precisamente pretender que no se investiguen hechos tan graves como los que se han producido en el caso Limasa cuando en el año 2013 se hallaron 100 kilos de cocaína listos para ser exportados a México.

 

“Precisamente de eso se trata de esclarecer qué paso allí o cómo se ha producido un incremento patrimonial tan importante en esa empresa y ciertamente esto nos interesa a todos”, agregó.

 

Por otro lado, destacó en cambio la actitud del congresista Kenji Fujimori, quien ha  pedido que se levante su inmunidad parlamentaria.

 

“Estaremos atentos a lo que decida el Congreso al respecto, pero sería también una oportunidad para de una vez por todas poner en cuestión, una obsoleta institución como esta de la inmunidad que, en buena medida, ha devenido muchas veces en impunidad”, finalizó.