El Director Ejecutivo Adjunto de Proética, Samuel Rotta, anunció que esta institución presentará una denuncia ante el Órgano de Control de la Magistratura, contra el Juez de Paz Letrado de Sullana, Juan José Albán Parra, quién anuló el procedimiento iniciado por la Contraloría General de la República contra un grupo de funcionarios del Gobierno Regional del Callao acusados de simular la contratación de servicios de capacitación de docentes por más de 6 millones de soles entre los años 2011 y 2012.

 

Son trece funcionarios los sancionados con la inhabilitación para el ejercicio de la función pública, entre los que se encuentra el actual Gobernador de esta región, Walter Mori. Estos funcionarios han presentado un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Responsabilidades Administrativas de la Contraloría que está pendiente de ser resuelto.

 

“Uno de estos funcionarios ha obtenido, a través de un irregular habeas corpus, que un Juez de Paz Letrado de Sullana, en Piura, ordene el archivo de todo el procedimiento sancionador”, indicó Rotta en la última edición de la Voz de Proética.

 

La actuación del Juez Albán Parra, resulta inaudita y altamente sospechosa tras declarar nulo todo el procedimiento sin ninguna motivación o fundamento, alegando una supuesta vulneración al derecho al libre desarrollo de la personalidad y al debido proceso.

 

“Lo peor es que este juez no solamente ha beneficiado con su sentencia al funcionario sino que ha extendido sus efectos en favor de los otros funcionarios públicos sancionados que laboraron en el Comité de Administración del Fondo Educativo del Callao”, agregó.

 

Además, precisó que es muy importante que el Tribunal no ceda ante esta absurda decisión judicial, que ya ha sido apelada por el procurador de la Contraloría.

 

“Invocamos al Tribunal Superior de Responsabilidades Administrativas de la Contraloría General de la República no amilanarse ante este tipo de acciones que intentan limitar su potestad sancionadora y autonomía”, finalizó.