El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, lamentó que de las 100 recomendaciones planteadas por la Comisión Presidencial de Integridad al Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski para llevar adelante una lucha frontal contra la corrupción, solo se hayan adoptado a plenitud, 13 de ellas, según el primer reporte publicado por el Observatorio de Integridad.

 

“El balance que arroja este reporte, es francamente decepcionante. Solamente 13 de aquellas 100 recomendaciones han sido adoptadas plenamente, 17 de manera parcial y restan otras 70 que, simplemente, no han sido atendidas”, dijo Albán en la última edición de La Voz de Proética.

 

Además, precisó que entre las 70 recomendaciones no atendidas, están aquellas orientadas a no permitir el ingreso del dinero sucio a la política y que deben ser abordadas con suma prioridad.

 

“Así, tenemos entre ellas algunas tan importantes, como impedir que personas condenadas por graves delitos puedan ser candidatos o aplicar sanciones por brindar información falsa o inexacta, además de imponer sanciones también políticas a las organizaciones responsables de las transgresiones normativas”, manifestó.

 

En ese sentido aunque la responsabilidad de liderar estas iniciativas corresponde al Poder Ejecutivo, no cabe duda que ésta también recae sobre el Congreso de la República. Precisamente, tratándose de la reforma electoral, es allí donde cabe centrar ahora nuestra atención.

 

“Todas estas propuestas siguen esperando que el Congreso de la República las apruebe, antes de que tengamos que ir en las actuales condiciones al proceso electoral de octubre de 2018, cuando tendremos que elegir nuevos gobernadores y alcaldes”, sostuvo.

 

Al respecto, recordó que desde años atrás los sucesivos Congresos se han resistido a emprender los cambios necesarios para evitar los  problemas del financiamiento ilícito de candidatos y organizaciones políticas. Es por eso muy preocupante que en actual Congreso se siga dilatando este asunto, sin que hasta ahora se  apruebe nada.

 

“No permitamos entonces que, una vez más, el interés ciudadano sea burlado. Hay que acabar con los focos infecciosos de la política”, finalizó.