El Director Ejecutivo Adjunto de Proética, Samuel Rotta, mostró su preocupación por la decisión tomada por la Corte Suprema de Justicia de absolver al ex gobernador regional de Ayacucho, Wilfredo Oscorima, quien fuera sentenciado por el delito de negociación incompatible.

 

Rotta consideró que además de la inevitable sensación de impunidad que se afianza con esta decisión, el reciente fallo judicial se suma a otros tres emitidos por la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia, que estuviera presidida por el exmagistrado Javier Villa Stein y que hoy preside el vocal Josué Pariona Pastrana.

 

Cabe señalar que en este grupo de fallos controversiales están el que absolvió a Alberto Fujimori del delito de peculado por el caso “diarios chicha”; el que absolvió del delito de enriquecimiento ilícito a la alcaldesa de Chimbote, Amelia Espinoza, y a su conviviente; y el que absolvió a dos funcionarios del gobierno regional de Ayacucho del delito de negociación incompatible.

 

"Nos preocupa profundamente que ante casos de corrupción como estos, se esté consolidando un cambio en la línea jurisprudencial que se había venido implementando desde que se juzgaron los casos del gobierno del expresidente Fujimori y que permitió llenar vacíos legales y condenar tanto a funcionarios públicos directamente responsables como a sus cómplices, incluyendo a particulares, avanzando en la lucha contra la impunidad", señaló Rotta en la última edición de La Voz de Proética.

 

"Es necesario revertir esta corriente. La principal responsabilidad la tiene el sistema de justicia. Nosotros estaremos vigilantes y alertas", finalizó.

 

Foto: Agencia Andina