Proética insta a no olvidar que Fujimori es uno de los ex presidentes más corruptos del mundo

Lima, may. 17 (ANDINA) .- La directora ejecutiva de Proética, Cecilia Blondet, invocó hoy a la población y a los sectores políticos a no olvidar que el ex presidente Alberto Fujimori es uno de los ex mandatarios más corruptos del mundo, tal como lo consignó Transparencia Internacional en su informe mundial sobre la corrupción.

Fujimori apareció en dicho informe, publicado en el año 2004, junto a mandatarios como Mohamed Suharto (Indonesia), Ferdinand Marcos (Filipinas), y Mobutu Sese Seko (Zaire), en cuyos regímenes primó la corrupción y el latrocinio. No debemos olvidar que el gobierno fujimorista significó “un gran robo para el país” cuyo régimen “restringió los derechos democráticos, controló los medios de comunicación y el aparato de Estado en perjuicio de los intereses del Perú”, manifestó Blondet.

El informe de Transparencia Internacional señaló que Fujimori es el ex mandatario más corrupto de América, y estimó en 600 millones de dólares el monto de los fondos públicos que se defraudó en su gobierno. “No podemos olvidarnos quien fue Fujimori, cómo terminó su gobierno y fugó. Él tiene que venir ante la justicia peruana para responder por los crímenes de lesa humanidad y corrupción del más alto nivel cometidos durante su gobierno”, subrayó.

Blondet, quien lamentó la decisión de la justicia chilena de otorgar libertad a Fujimori, consideró que las autoridades de ese país tienen que garantizar que el ex mandatario no fugue de Chile, pues ya se conoce que es una persona avezada y que sabe manipular los sistemas migratorios. Recordó que la llegada de Fujimori a Chile se produjo tras un largo viaje desde Japón, burlando los controles migratorios de varios países, entre ellos, México.

La Corte Suprema de Chile otorgó libertad bajo fianza a Fujimori, detenido en Santiago desde noviembre y requerido por Perú para que responda por supuestos delitos contra los derechos humanos y corrupción.

Perú pidió a Chile a inicios de enero la extradición de Fujimori, de 67 años, por una serie de casos ocurridos durante su mandato (1990-2000), entre ellos el asesinato de 25 personas. Fujimori permaneció recluido desde el 7 de noviembre en la Escuela de Gendarmería de Santiago, luego de su sorpresiva llegada a Chile desde Japón.

El ex mandatario gobernó Perú entre 1990 y 2000, y terminó su mandato en medio de escándalos de corrupción y protestas callejeras. Salió del país en noviembre de ese año, y se refugió en Japón, gozando de nacionalidad japonesa.

Cargando imágenes...