Las frases que dejó el Papa Francisco sobre la corrupción

Durante su visita a Puerto Maldonado, Trujillo y Lima, Jorge Bergoglio, el papa Francisco, reflexionó sobre varios de los problemas más profundos y controversiales que afectan a la sociedad peruana.

En una de las actividades programadas en Palacio de Gobierno, el papa Francisco aprovechó la oportunidad y la presencia de autoridades para referirse a un tema que está muy presente en gran parte de América Latina: la corrupción. Al respecto dijo “La corrupción: cuánto mal le hace a nuestros pueblos latinoamericanos y a las democracias de este bendito continente ese virus social, un fenómeno que lo infecta todo, siendo los pobres y la madre tierra los más perjudicados”. Asimismo, precisó que para luchar contra ello es necesario una mayor “implicación y mayor cultura de la transparencia entre entidades públicas, sector privado y sociedad civil. Nadie puede resultar ajeno a este proceso”.

Sin embargo, no fueron las únicas frases que dejó el Sumo Pontífice sobre este “virus social” como llamó a la corrupción. Aquí les dejamos una breve lista con sus mensajes más resaltantes sobre esta amenaza para el país y que, para ser consecuentes, deberían sean tomadas en serio por políticos y autoridades de un Perú que se reconoce mayoritariamente católico:

– «En Latinoamérica hay muchos focos de corrupción».

– “El problema de la crisis política es no solo del Perú sino de toda Latinoamérica (…). Hoy podemos hablar que gran parte de Latinoamérica sufre en su política una gran decadencia debido en parte a la corrupción. El Caso Odebrecht es simplemente una anécdota chiquita”.

– «Hoy está de moda hablar de Odebrecht, pero es apenas un botón de muestra».

– “¿Qué pasa en Perú que cada vez que sale un presidente lo meten preso? Humala está preso, Toledo está preso (se halla prófugo), Fujimori estuvo preso hasta ahora y Alan García está que entro y no entro; y presos con rabia, ¿no? El sistema llama la atención”.

– “Gana la oposición y acusa de corrupto a los anteriores. Vuelve la otra y acusa de corruptos a ellos y los dos tienen algo de razón. Entonces el juego político es muy difícil y a nosotros nos ponen en dificultad si queremos ser pastores, ¿cómo evangelizar el mundo de la política? No es fácil”.

– «La corrupción es evitable y exige el compromiso de todos».

– “Trabajar unidos para defender la esperanza exige estar muy atentos a esa otra forma –muchas veces sutil– de degradación ambiental que contamina progresivamente todo el entramado vital: la corrupción”.

– “Lo que se haga para luchar contra este flagelo social merece la mayor de las ponderaciones y ayudas. Y esta lucha nos compete a todos”.

– “Nadie puede estar ajeno a este proceso. La corrupción es evitable y exige el compromiso de todos”

– “(La corrupción) es la destrucción de la persona”

– «La política está enferma, está muy enferma. Y hay excepciones. Pero, en general, está más enferma que sana».

– “Si nos dejamos guiar por personas que solo hablan el lenguaje de la corrupción, estamos condenados”.

– «Todos somos pecadores (…) pero luego intentamos no volver a hacerlo. Yo al pecado no le tengo miedo, le tengo miedo a la corrupción, que te va viciando el alma y el cuerpo».

Finalmente, el papa se despidió de los miembros de su iglesia en el Perú exhortándolos a que no se dejen robar la esperanza; sin embargo, cabe recordar que según la más reciente encuesta de Proética, la gran mayoría se siente desanimada y cree que no se va a poder mejorar la situación de corrupción en los próximos años. Por ello, la insistencia de Francisco en este tema debiera servir de fuerte llamado de atención a políticos y autoridades que gobiernan un país que se reconoce mayoritariamente católico para promover las reformas más urgentes, adoptarlas e implementarlas. Podrían empezar, por ejemplo, revisando las Recomendaciones de la Comisión Presidencial de Integridad, entregado al presidente Kuczynski hace más de un año.

  • 24/01/18
  • Foto: AFP
Cargando imágenes...