Cambio en la Fiscalía de la Nación, afectaría investigaciones de casos de corrupción y lavado de activos

El próximo 07 de junio, la Junta de Fiscales Supremos ha sido citada para designar al nuevo titular del Ministerio Público. Al respecto, el Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, sostuvo que resulta crucial prorrogar el mandato del actual Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, debido a que nos encontramos en una etapa muy delicada en los procesos sobre corrupción y lavado de activos a cargo del equipo de fiscales que lo acompaña, que se apresta a formular las respectivas acusaciones ante el Poder Judicial.

«En situaciones como esta, resulta sumamente riesgoso llevar a cabo un “cambio de timón”, más aún si la propia Constitución permite que el Fiscal Pablo Sánchez, pueda continuar por un período adicional de dos años, teniendo presente, además, que su actuación en el cargo, ha dado sobradas muestras de independencia y respeto a la labor de los fiscales», señaló.

Precisó que debemos tomar en cuenta que su designación se dio en un momento de enorme desconfianza respecto a la labor del Ministerio Público, debido al cuestionado desempeño de sus antecesores.

“No cabe duda que ha sido la gestión de Sánchez la que, más allá de todas las dificultades y limitaciones con las que encontró a esta institución, ha logrado revertir en buena medida aquella imagen negativa”, indicó.

Por ello, recalcó que es de esperar que los miembros de la Junta de Fiscales Supremos dejando de lado cualquier legítimo interés personal y profesional,  asuman su responsabilidad y real compromiso con el país, prorrogando el mandato de Pablo Sánchez al frente del Ministerio Público.

7/05/2018

Cargando imágenes...