¿De qué sirven los portales web de los partidos políticos? Ciertamente, no como mecanismo de transparencia de sus finanzas

Según el Registro de Organizaciones Políticas del Jurado Nacional de Elecciones, de los 23 partidos políticos inscritos cuatro no mencionan la dirección de su portal web y diez registran direcciones de portales web que no usan o están fuera de servicio. En la práctica, tres partidos no tienen un portal web, mientras que de los otros veinte que sí tienen, ninguno publica información  referente a su financiamiento ni rinde cuentas sobre sus gastos. Ningún partido ha intentado siquiera transparentar sus finanzas mediante esta vía tan sencilla.

Cuadro: Transparencia Activa sobre Financiamiento de los Partidos Políticos a través de sus portales web.

La transparencia es una de las principales condiciones para reducir los riesgos de corrupción.  En ese sentido, los avances de la informática ofrecen a las instituciones la posibilidad de diseñar e implementar tecnologías a bajo costo, capaces de mostrar en tiempo real –o casi— los balances de presupuesto y el vaivén de los ingresos y egresos económicos.  Si es tan sencillo, cabe poner en duda la voluntad y compromiso de los partidos políticos con la transparencia y la rendición de cuentas de su financiamiento. Queda claro que sus omisiones absuelven la interrogante.

Chile Transparente, capítulo chileno de Transparencia Internacional, realiza cada año una medición de la transparencia activa (divulgación de información) de los partidos políticos de su país. Los indicadores relacionados al financiamiento son: los balances anuales presentados a la autoridad electoral competente, los ingresos y egresos partidarios, los enlaces a los reportes presentados a la autoridad electoral competente y los contratos y convenios para adquisición o alquileres de bienes y servicios.

En el Perú, si los partidos políticos publicaran en sus portales web este tipo de información, estarían dando una señal de disposición a asumir un compromiso anticorrupción y demostrarían que el ejercicio de la política puede y debe ser transparente. Estarían dejando de usar estas herramientas como paneles meramente informativos acerca de la organización o de esporádicas actividades institucionales, pasando a convertirlas en fuente de datos sustantivos: “Open Data”. No olvidemos que los escándalos de corrupción vigentes tienen uno de sus ejes en el financiamiento de las campañas electorales. Eventualmente, a través de este sinceramiento, los partidos podrían estar contribuyendo a recuperar algo de credibilidad ante la ciudadanía.

 

  • Fecha de publicación: 19/04/2018
  • Foto: Pixabay
Cargando imágenes...