Perú presentará el informe de medio término para acceder a 5 millones de dólares para la implementación del mecanismo REDD+ al FCPF.

 

El Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF por sus siglas en inglés) es un fondo internacional que apoya la preparación para el mecanismo REDD+ en los países en desarrollo. Perú participa en dicho fondo desde 2008 y ya recibió US$ 3 millones el 2014. Según, las reglas del FCPF, el país puede solicitar más dinero al presentar el informe de medio término, el cual debe indicar los avances realizados en el marco del Propuesta para la fase de preparación de REDD+ (conocido como R-PP por sus siglas en inglés). La próxima reunión del FCPF para aprobar el informe de medio término de Perú, se realizará el 27 y 29 de marzo en la ciudad de Washington.

 

Según el análisis de Proética, este informe presenta varias interrogantes y falta de información, pero sobre todo tiene un grave problema de transparencia y acceso a la información para sociedad civil, pueblos indígenas y ciudadanía en general. Esto debido a que el documento no está publicado en la página web institucional del MINAM, punto focal de REDD+ en nuestro país; además que el texto solo está en inglés. Proética tuvo acceso al documento mediante la sección destinada a Perú en la página web del FCPF[1].

 

De otro lado, el informe indica que se ha realizado el Plan de Involucramiento de Actores (PIA), sin embargo, hasta el momento el PIA no ha sido pre-publicado ni tampoco compartido, consultado ni menos aún validado por la sociedad civil. Además, en el informe se indica que tanto las Mesas REDD+ regionales como las Mesas REDD+ Indígena están representadas en el grupo de coordinación central del PIA, lo cual aún no es del conocimiento oficial de sus integrantes. El informe también señala que las Mesas REDD+ Indígenas y las Mesas REDD+ Regionales se están reestructurando, lo cual es inexacto, pues hace al menos dos años que estos espacios de participación no están en funcionamiento, debido a la falta de liderazgo y financiamiento. Si se piensa en una reestructuración para el proceso participativo entonces se debe garantizar la sostenibilidad del espacio, condición que no está contemplada en ninguna parte del documento.

 

Sobre la implementación de Salvaguardas, el informe del Perú indica que desde el año 2011 el MINAM ha realizado diferentes consultorías. Sin embargo, resulta preocupante que hasta la fecha no exista una hoja de ruta pública para la implementación de las salvaguardas ni tampoco un compromiso serio con este tema, puesto que solo se ha realizado una reunión del grupo de expertos de salvaguardas, en el año 2014. Las salvaguardas para REDD+ son las medidas, procesos y metodologías adoptadas por un gobierno para contribuir al buen desempeño social, ambiental y económico de REDD+. Esto es asegurar la distribución equitativa de los beneficios de REDD+, así como evitar los posibles riesgos sociales y ambientales derivados de su implementación. Por ello, el proceso de salvaguardas debe ser transparente, justo, inclusivo, participativo, flexible y adaptativo. Por ello es preocupante que el documento indique que la Evaluación Estratégica Ambiental y Social (SESA, por sus siglas en inglés); El Marco de Gestión Ambiental y Social (EMSF por sus siglas en inglés); y el Sistema de Información de Salvaguardas (SIS) se vaya a realizar en la primera parte del 2017.

 

Para Proética es crucial que el MINAM, como punto focal de REDD+, implemente mecanismos sostenidos de transparencia y acceso a la información para los actores nacionales, regionales, sociedad civil y pueblos indígenas y que asuma un compromiso serio con las salvaguardas del programa FCPF, para asegurar la buena gobernanza y la eficiencia y gestión honesta de estos fondos.

 

[1] https://www.forestcarbonpartnership.org/peru

 

Foto: Inforegión