(Por Rudy Jordán / HispanTV) En el Perú se realizó un foro para discutir la problemática de la corrupción y la adopción de medidas concretas para erradicarla.

 

El evento es más que oportuno pues coincide con pedidos de prisión preventiva en contra de altos empresarios peruanos por el caso Lava Jato.

 

Un Perú libre de corrupción, retos y compromisos, fue el nombre del foro internacional con que la asociación civil Proética conmemoró sus 15 años de fundada. Durante más de tres horas invitados y público asistente debatieron sobre políticas públicas y propuestas para erradicar este mal por el cual el país pierde la tercera parte de sus recursos.

 

El evento tuvo como invitado estelar al exprocurador de Brasil para el caso Lava Jato Rodrigo Janot, reconocido por recuperar millones de dólares para el Estado brasileño y enviar a prisión a políticos y empresarios corruptos de su país. Junto a José Ugaz de transparencia internacional, Janot describió cómo Odebrecht instauró un sistema de corrupción en toda América Latina y resaltó la importancia que tienen los colaboradores eficaces.

 

El presidente de la Asociación para el fomento de la infraestructura nacional, Gonzalo Prialé y el viceministro de Transportes y Comunicaciones, Rafael Guarderas, debatieron sobre la mega corrupción en el Estado. Por su parte, el presidente del Consejo Privado Anticorrupción, Martín Pérez, y Jorge Medina de Proética, coincidieron en la necesidad de ser más radicales ante los actos de corrupción.

 

La corrupción es por amplio margen el principal problema para los peruanos y esta percepción se ha incrementado en el último año por las coimas y sobornos del caso Lava Jato. Expertos coinciden en que además de un sistema judicial eficiente, erradicar la corrupción requiere de una sociedad civil involucrada y decidida a luchar contra ella.  

 

Foto: Proética