El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán señaló que existen varios aspectos por examinar e investigar en el caso del parlamentario y ex secretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, a propósito de las denuncias periodísticas que lo vinculan al narcotráfico y lavado de activos.

 

Albán consideró preocupante la actitud inicial de la candidata presidencial Keiko Fujimori y otros voceros de Fuerza Popular para apartar, cuando menos transitoriamente, a Ramírez de la Secretaría general de esa organización política. Recordó al respecto que el cuestionamiento a esta persona no se origina por las últimas denuncias en medios, sino en investigaciones anteriores llevadas a cabo por la ex procuradora para lavado de activos, Julia Príncipe y luego por el Ministerio Público.

 

“Preocupa además que el alejamiento de Joaquín Ramírez se produzca con tanta dilación y atendiendo a su propia solicitud, dando a entender que, si él hubiera tomado otra actitud, aún permanecería en el cargo”, indicó en la última edición de la Voz de Proética.

 

En tal sentido, nuestro Director Ejecutivo exhortó a que los peruanos y peruanas nos encontremos alertas frente a la situación que hemos venido denunciando en torno al ingreso de dinero ilícito en la política peruana y, a través de ella, al Estado Peruano.

 

“Tenemos que limpiar nuestra política de todo aquello que pueda tener vestigios de vínculos con la economía ilegal. Solamente así nos encontraremos en condiciones de construir una democracia sólida en el país”, manifestó.