El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, afirmó que las detenciones del Gobernador Regional del Callao, Félix Moreno y del alcalde de Chilca, Richard Ramos, evidencian el grado de corrupción que corroe a los gobiernos locales y regionales en nuestro país. Por lo tanto, instó al Congreso de la República a aprobar la reforma electoral y evitar que el dinero proveniente del crimen organizado, continúe  financiando campañas electorales y candidatos.

 

“¿Qué espera entonces el Congreso de la Republica para legislar de una vez por todas para impedir que el dinero sucio, que viene de la criminalidad organizada, siga penetrando en la política y a través de ella, en el Estado peruano?”, cuestionó Albán.

 

Por ello, sostuvo que ya los propios organismos electorales como la ONPE o el JNE, así como la Asociación Civil Transparencia, han formulado propuestas en ese sentido, y que hemos respaldado desde Proética, pero, al parecer, este no ha no sido un tema de interés para el Congreso.

 

“Quienes en verdad quieran luchar contra la corrupción, harían bien en ocuparse de este asunto, en lugar de promover peregrinas iniciativas para, bajo este excusa, coactar o restringir  la libertad de expresión”, indicó.

 

Además, recalcó que, el próximo año, los peruanos nos encontraremos expuestos a tener que elegir a nuevas autoridades municipales y regionales en las mismas condiciones que en las pasadas elecciones, si el parlamento no aprueba una reforma para impedir que corruptos y criminales lleguen a ocupar estos importantes cargos.

 

“Desde la sociedad civil debemos alzar nuestra voz para exigir que el Congreso se ocupe  de esta cuestión de manera prioritaria. No permitamos que, una vez más, se siga infectando la política y con ella, las instituciones del Estado en el Perú, para mal de todos”, finalizó.

 

Foto: Agencia Andina