El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, consideró alarmante que el Congreso de la República no aborde hasta la fecha, el grave problema del ingreso de dinero ilícito en el financiamiento político, más aún cuando estamos próximos a las elecciones municipales y regionales previstas para octubre de 2018.

 

“Es verdaderamente alarmante que un problema tan grave como el que el dinero proveniente de la corrupción y el crimen organizado sigan financiando campañas y candidatos, no sea abordado seriamente por el Congreso”, dijo Albán en la última edición de La Voz de Proética.

 

Además, señaló que otro aspecto que debe ser abordados en la reforma electoral, es impedir que personas responsables de graves delitos como los de corrupción, narcotráfico, terrorismo o violencia sexual, puedan postular en estas elecciones.

 

“Bajo las actuales circunstancias por ejemplo, los señores Orellana u Oropeza, claramente involucrados en redes criminales, podrían candidatear sin ninguna dificultad”, agregó.

 

De otro lado, calificó de suma importancia la aprobación de sanciones políticas para aquellas organizaciones o partidos, que burlen el interés ciudadano, incurriendo en malas prácticas o en groseras transgresiones a la ley.

 

“Allí donde por ejemplo reciban dinero de fuentes prohibidas o ilícitas, este tipo de conductas debieran dar lugar, en los casos más graves, a la anulación de la inscripción en el registro electoral de la organización política involucrada, impidiéndoles participar en la contienda electoral”, indicó.

 

Recalcó que para implementar estos puntos en la reforma electoral, sólo se requiere que los congresistas tengan la voluntad para decidirlo.

 

“Desde Proética queremos hacer un llamado para seguir de cerca estas discusiones, e identificar a quienes, en lugar de defender el interés del país, utilizan el Congreso para protegerse y permitir que la gangrena de la corrupción, siga destruyendo nuestra ya débil institucionalidad”, finalizó.