El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, consideró que quien asuma la Presidencia de la República a partir del 28 de julio próximo, deberá iniciar su gestión estableciendo puntos de consenso que permitan revertir los más graves problemas a los que tiene que hacer frente nuestro país, destacando entre ellos el de la corrupción, crimen organizado e inseguridad ciudadana..

“Nos referimos específicamente a la lucha contra la corrupción y la inseguridad ciudadana, los cuales constituyen dos caras de la misma moneda”, precisó Albán en la última edición de La Voz de Proética.

Asimismo, señaló que, más allá de la natural expectativa y tensiones que bajo las actuales circunstancias puedan tener lugar en las diferentes tiendas políticas, “es importante que se vaya preparando una plataforma básica sobre la cual convocar a tales consensos”.

“Desde Proética haremos todo el esfuerzo para impulsar nuestro proceso político en esa dirección, contando al efecto con elementos suficientes para permitir la generación de propuestas que resulten relativamente sencillas de procesar y consensuar”, indicó.

Por otro lado, ante la espera de los primeros resultados oficiales del último proceso electoral, Albán pidió transparentar lo más posible el procesamiento de las actas que van llegando ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

“Nos parece por eso aconsejable que esta institución electoral pueda actuar con mayor celeridad y calidad en la comunicación, brindando información oportuna y no tan dilatada, emitiendo reportes permanentes con no más de una hora de diferencia, aun cuando ellos arrojen variaciones mínimas, dado lo ajustado de los resultados del cómputo. Esto probablemente contribuiría a bajar un tanto la incertidumbre y el nivel de especulaciones, que de pronto pueden confundir a la ciudadanía”, finalizó.