El Acuerdo de París (APA) firmado en diciembre del año 2015 y que entro en vigor este 04 de noviembre de 2016 señala la importancia de transparentar la información sobre el financiamiento internacional para el cambio climático así como para las Contribuciones Determinadas Nacionales (NDC).

 

A lo largo de las siguientes semanas, el Grupo de Trabajo Especial sobre el APA tiene, entre sus muchas tareas, sacar adelante las orientaciones para el reporte de la NDC así como las modalidades, procedimientos y directrices de la transparencia en el financiamiento internacional.

 

Cabe recordar, que hasta el momento no hay un consenso sobre el concepto de financiamiento climático en la CMNUCC y esto produce que algunos países miembros de la COP tengan un cierto recelo sobre la necesidad de transparentar información de fondos públicos y fondos de la cooperación internacional.

 

La sociedad civil, que sigue las negociaciones en este tema, cree necesario tener estándares sobre cómo se reporta la información de financiamiento climático ya que esto apoya a los procesos nacionales así como validad la implementación de proyectos realizados con estos fondos.

 

Por otro lado, a nivel de negociaciones, existe la propuesta de que el Fondo de Adaptación, que nació con el Protocolo de Kyoto, pase al Fondo Verde para el Clima (GCF, siglas en ingles) a fin de que pueda recibir más financiamiento y realmente tenga un papel más dinámico, sin embargo, hasta el momento, esta propuesta está siendo evaluada por las partes de la COP.