El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, planteó la necesidad de que tanto el Ministerio Público como el Poder Judicial, actúen con mayor agilidad, transparencia y eficiencia, en los casos de corrupción que se ventilan hoy en el país. Señaló que por el momento se advierten deficiencias que deben ser superadas, para avanzar con las investigaciones y juzgamiento de los diferentes procesos, en el marco del respeto a las reglas del debido proceso e independencia de la magistratura.  

 

Al respecto indicó, “desde que estalló el escándalo en el caso Lava Jato, a raíz de haberse hecho público el acuerdo suscrito en los Estados Unidos entre la empresa Odebrecht y el Departamento de Justicia, esperábamos que las investigaciones a cargo del Ministerio Público peruano avanzaran decididamente en lo que toca a esta empresa brasileña, pero también respecto a las otras empresas constructoras de ese país, hoy procesadas en Brasil, con varios de sus directivos presos. Sin embargo, no ha ocurrido eso y las investigaciones parecen más bien haberse estancado”.

 

En tal sentido, expresó la necesidad de que las autoridades jurisdiccionales adopten las medidas necesarias para procesar los casos de corrupción con mayor agilidad y eficiencia, en el marco del respeto al debido proceso e independencia de la magistratura.

 

Al finalizar, Albán remarcó la importancia de sostener la colaboración con las autoridades brasileñas para seguir contando con la información brindada por sus fuentes. "Es importante que se respeten los compromisos celebrados con las autoridades brasileñas para contar con su colaboración y las delaciones obtenidas de las personas procesadas o condenadas en ese país. De otra manera, nos expondremos a perder información valiosa para establecer la responsabilidad de todos aquellos que, tanto en los ámbitos público como privado, traicionaron al Perú, enriqueciéndose ilícitamente a costa de hipotecar su futuro”.  

 

Foto: Agencia Andina