El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, a propósito de las evidentes consecuencias negativas de las modalidades en la que se financia la política en el Perú, planteó la urgencia de que el Congreso de la República emprenda cuanto antes la reforma electoral, a fin de establecer medidas para frenar el ingreso de dinero ilícito a la política y evitar que se continúe debilitando así las instituciones del Estado, a la par de ofrecerle más oportunidades a la corrupción.

 

“La corrupción tiene aquí una puerta de entrada que, a pesar de las propuestas hechas desde varios actores recientemente, el Congreso mantiene abierta”, dijo Albán en la última edición de la Voz de Proética.

 

Asimismo, responsabilizó a los sucesivos congresos, por no haber establecido la prohibición de recibir aportes en condiciones casi clandestinas, los cuales se manejan siempre sin mayor control, y es eso lo que se ve reflejado en los testimonios brindados por los implicados en el caso Lava Jato, acerca de cómo financiaron algunas  organizaciones políticas y candidaturas en el Perú.

 

“Mientras esta omisión se mantenga, nuestro país se encuentra expuesto, vulnerable, porque el dinero sucio seguirá penetrando las campañas, la política y, a través de ella, al Estado”, agregó.

 

 Por ello, sostuvo que la actual legislatura debe abordar cuanto antes la reforma electoral, para ocuparse de este asunto.

 

“Los peruanos y peruanas debemos permanecer atentos para identificar, al margen de su filiación política, qué congresistas quieren continuar negándose a asumir su responsabilidad”, finalizó 

 

Foto: Agencia Andina