•   Por Carlos Arroyo
  •   Coordinador de Gobierno Abierto y Auditorías Ciudadanas
  •   @carlosarroyo007 

 

La Presidencia de Consejo de Ministros presentó una versión preliminar del Plan Integral de Reconstrucción con Cambios, para recibir aportes de los gobiernos regionales y locales, así como de la sociedad civil hasta el 04 de setiembre.

 

La inversión para la reconstrucción supera los S/ 23 mil millones y el gobierno calcula se generarán al menos 150 mil empleos formales.  El plan establece que las obras sean ejecutadas por las municipalidades. Si se encuentran limitaciones para su ejecución, aquellas pasarán a cargo del gobierno regional o el ministerio competente. En última instancia, o para obras de gran magnitud, será la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARC) la responsable de la ejecución.

 

El director de la ARC, Pablo de la Flor, ha manifestado que se viene construyendo una web para transparentar los avances de las obras. Esto se complementará con la presencia de la Contraloría General de la República en los concursos y adjudicaciones. El plan compartido reafirma ambos puntos.

 

 

Gobierno abierto y reconstrucción

Uno de los tres ejes transversales de la Política de Modernización de la Gestión Pública del país es el Gobierno Abierto, el cual, de forma muy sintética, busca que los ciudadanos puedan obtener fácilmente información relevante y comprensible e interactuar con las instituciones públicas, participando en las tomas de decisión o fiscalizándolas.

 

Al poner en consulta pública el plan de reconstrucción, la ARC empieza a cumplir con esta obligación. Queda pendiente ver si los aportes llegan a ser atendidos por la Autoridad, incluyéndolos en el plan o, al menos, respondiéndolos.

 

También es positivo el uso de tecnologías digitales para aumentar la transparencia. Aunque aún es pronto para evaluar el portal, si éste llega a ofrecer información en formato de datos abiertos estaría poniéndose un largo paso por delante de los numerosos portales de transparencia del Estado ya existentes.

 

 

La opinión ciudadana

El Observatorio de Integridad viene preparando auditorías ciudadanas al proceso de reconstrucción, para lo cual está reuniéndose con organizaciones civiles de las zonas afectadas. Como parte de esas conversaciones, se ha podido identificar demandas y sugerencias respecto al proceso de reconstrucción que pueden ayudar a promover una efectiva participación ciudadana y mejorar la calidad de la transparencia del proceso. Las principales son:

 

  • Se debe definir con claridad el rol que cumplirá la ciudadanía dentro de los propios instrumentos de gestión de la reconstrucción. Que el ciudadano sea el centro del proceso no se agota con que sea beneficiario de éste, puede ser un agente de colaboración y vigilancia; sin embargo este papel no está reconocido en la ley que crea la ARC ni en el borrador del plan.
  •  
  • En cada nivel de gobierno debe determinarse las responsabilidades sobre la difusión de información acerca del proceso de reconstrucción. Hasta el momento, pareciera que la comunicación de la ARC con gobiernos regionales y locales está funcionando;  sin embargo, en opinión de los actores que hemos consultado, la comunicación con la ciudadanía es muy débil, pues sienten que saben muy poco del proceso.
  •  
  • La transparencia activa desde un portal electrónico no basta, por más funcional que este sea. Nuestra experiencia nos dice que muchas personas interesadas en vigilar obras públicas no necesariamente cuentan con recursos o posibilidades para acceder a Internet. Cabildos abiertos, rendiciones de cuentas públicas o notas informativas en medios de comunicación locales pueden ser más efectivos.
  •  
  • Lo más importante: sin acceso a información pública es imposible ejercer vigilancia ciudadana. Por ello, sería de mucha utilidad que el plan oriente a las entidades gubernamentales vinculadas a la reconstrucción a facilitar el ejercicio del artículo 12 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, que establece el acceso directo a la información, inmediato y en las propias oficinas públicas, como complemento al mecanismo más conocido de solicitud de información.

 

La reconstrucción con cambios es una gran oportunidad para mostrar eficiencia en la gestión pública y también para hacer efectiva y real la promesa del gobierno abierto.

 

Foto: Agencia Andina