(Fuente: La República).  El Pleno del Congreso aprobó en segunda votación y por unanimidad la reforma constitucional referida a la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción cometidos por funcionarios públicos.

 

De esta manera, el plazo de prescripción de la acción penal se duplica en los ilícitos cometidos en contra de la administración pública.

 

No obstante, debe precisarse que la norma también alcanza a los servidores del sector privado e incluso a los procesos por corrupción pendientes.

 

La congresista de Nuevo Perú Marisa Glave saludó la aprobación de esta norma y la consideró "como un gran paso en la lucha contra la corrupción".

 

El ex presidente de la Comisión de Constitución Miguel Torres sostuvo que en los próximos días se aprobará una ley para definir exactamente cuáles son los delitos que no prescribirán.

 

El congresista y presidente de la Comisión de Justicia, Alberto de Belaunde, saludó la aprobación por unanimidad de la ley de imprescriptibilidad porque "marca el camino para acabar de una vez con la impunidad".